In: Sin categoría

El envejecimiento trae consigo cambios fisiológicos que afecten a la sexualidad. La menopausia y la andropausia conllevan a cambios de niveles hormonales lo que justifica la perdida del deseo sexual.

En el hombre , reduce la producción de espermas y líquido seminal, la respuesta a la excitación es más lenta , la erección no es tan firme, necesidad de más tiempo de recuperación para poder tener un nuevo coito.

En la mujer , sequedad vaginal , dolor durante el coito, dificultad para alcanzar el orgasmo .

Tambien ahi una serie de enfermedades que condicionan negativamente en la vida sexual , como puede ser la hipertensión , diabetes, depresión , enfermedades neurológicas , los tratamientos para estas enfermedades, pueden causar distintos tipos de disfunción sexual cómo la falta del deseo sexual , sequedad vaginal , y disfunción eréctil.